La Ultima controversia en la Iglesia

¿Quién es El Espíritu Santo?


En las iglesias [adventistas del séptimo día] habrá una manifestación maravillosa del poder de Dios, pero no obrará en favor de aquellos que no se han humillado ante el Señor ni abierto la puerta del corazón mediante la confesión y el arrepentimiento. En la manifestación de ese poder que ilumina la tierra con la gloria de Dios, sólo verán algo que en su ceguera considerarán peligroso, algo que despertará sus temores, y se afirmarán para resistirlo. Debido a que el Señor no actúa de acuerdo con sus ideas y expectativas, se opondrán a la obra. "¿Por qué -dicen- no debiéramos nosotros conocer al Espíritu de Dios, cuando hemos estado en la obra por tantos años?" (Eventos de los Últimos días Cap. 14 “Muchos Adventistas Rechazan obstinadamente la luz” p. 214)


¿Cuántos seres había antes de la Creación de todo?


Jn 1:1,2 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Este era en el principio con Dios.
Jn 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.


El soberano del universo no estaba solo en su obra benéfica. Tuvo un compañero, un colaborador que podía apreciar sus designios, y que podía compartir su regocijo al brindar felicidad a los seres creados. "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios" (Juan 1: 1-2). Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios. "Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz" (Isa. 9: 6)... Patriarcas y Profetas 45


Antes de la aparición del pecado había paz y gozo en todo el universo. Todo guardaba perfecta armonía con la voluntad del Creador. El amor a Dios estaba por encima de todo, y el amor de unos a otros era imparcial. Cristo el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno con el Padre Eterno: uno en naturaleza, en carácter y en designios; era el único ser en todo el universo que podía entrar en todos los consejos y designios de Dios. Fue por intermedio de Cristo por quien el Padre efectuó la creación de todos los seres celestiales. "Por él fueron creadas todas las cosas, en los cielos, ... ora sean tronos, o dominios, o principados, o poderes" (Colosenses 1: 16, V.M.); y todo el cielo rendía homenaje tanto a Cristo como al Padre. C0nflicto de los Siglos 548


“Desde la eternidad había completa unidad entre el Padre y el Hijo. Ellos eran dos, poco menos que idénticos; dos en individualidad, pero uno en espíritu, en corazón, y en carácter. Cuando nuestro Redentor consintió en tomar la copa del sufrimiento, a fin de salvar a los pecadores, su capacidad para sufrir fue la única limitación a su sufrimiento. Pero su humillación como hombre no redujo en lo más mínimo su honrada posición con el Padre. Mientras caminaba en la tierra en la forma de sirviente, él todavía podía afirmar, "Yo y mi Padre somos uno." YI, December 16, 1897

¿Quiénes son UNO?


Jn 10:30 Yo y el Padre uno somos
Jn 17:11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.
Jn 17:21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.


“El único Ser que era uno con Dios vivió la ley en su humanidad, descendió a la humilde familia de un obrero común, y trabajó en el banco de carpintero con su padre terrenal. Vivió la vida que pide de todas los que pretenden ser sus hijos. Así suprimió el poderoso argumento de Satanás de que Dios requiere de la humanidad una abnegación y sujeción que él mismo no está dispuesto a prestar...” A Fin de Conocerle 365


Nota: La Unidad se da entre dos:

Efe 5:31,32 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.

1Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

Marido y Mujer = 1 Cristo y su Iglesia= 1 El Padre y el Hijo=1


¿Entre cuantos eran los concilios en el Cielo?


Jn 5:20 Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.
Zac 6:13 El edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos.


“El Rey del universo convocó a las huestes celestiales a comparecer ante él, a fin de que en su presencia él pudiese manifestar cuál era el verdadero lugar que ocupaba su Hijo y manifestar cuál era la relación que él tenía para con todos los seres creados. El Hijo de Dios compartió el trono del Padre, y la gloria del Ser eterno, que existía por sí mismo, cubrió a ambos... Ante los habitantes del cielo reunidos, el Rey declaró que ninguno, excepto Cristo, el Hijo unigénito de Dios, podía penetrar en la plenitud de sus designios y que a éste le estaba encomendada la ejecución de los grandes propósitos de su voluntad.” PP 15, 16


¿Quién quería que los consejos fueran entre TRES y no entre DOS?


“Satanás estaba combatiendo contra la ley de Dios por su ambición de exaltarse a sí mismo y no someterse a la autoridad del Hijo de Dios, el gran comandante celestial. Se convocó a toda la hueste angélica para que compareciera ante el Padre, a fin de que cada caso quedase decidido. Satanás manifestó con osadía su descontento porque Cristo había sido preferido antes que él. Se puso de pie orgullosamente y sostuvo que debía ser igual a Dios y participar en los concilios con el Padre y comprender sus propósitos. El Señor informó a Satanás que sólo revelaría sus secretos designios a su Hijo, y que requería que toda la familia celestial, incluido Satanás, le rindiera una obediencia absoluta e incuestionable; pero que él (Satanás) había demostrado que no merecía ocupar un lugar en el cielo.” Historia de la Redención pp. 18


Nota: Satanás fue el quería que la Deidad fuera de TRES Seres y no de DOS.


¿Quién era el tercero en el Cielo?


Eze 28:12 Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura.
“El pecado se originó en aquel que, después de Cristo, había sido el más honrado por Dios y que era el más exaltado en poder y en gloria entre los habitantes del cielo.” PP 14
¿Quiénes hicieron el plan de redención?
Apoc 9, 10 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

“Desde antes que fueran echados los cimientos de la tierra, el Padre y el Hijo se habían unido en un pacto para redimir al hombre en caso de que fuese vencido por Satanás. Habían unido sus manos en un solemne compromiso de que Cristo sería fiador de la especie humana. Cristo había cumplido este compromiso. Cuando sobre la cruz exclamó: "Consumado es," se dirigió al Padre. El pacto había sido llevado plenamente a cabo. Ahora declara: Padre, consumado es. He hecho tu voluntad, oh Dios mío. He completado la obra de la redención. Si tu justicia está satisfecha, "aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo." DTG 774
“El universo entero contempló el gran sacrificio hecho por el Padre y el Hijo en beneficio del hombre.” CS 721


¿Quiénes estuvieron en la creación?


Gen 1:1,26 En el principio creó Dios los cielos y la tierra…Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;
Pro 8:30 Con él (Dios) estaba yo (su Hijo) ordenándolo todo, Y era su delicia de día en día, Teniendo solaz delante de él en todo tiempo.

Heb 1:1, 2 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

“El Padre consultó con el Hijo con respecto a la ejecución inmediata de su propósito de crear al hombre para que habitara la tierra. Lo sometería a prueba para verificar su lealtad antes que se lo pudiera considerar eternamente fuera de peligro. El Padre y el Hijo emprendieron la grandiosa y admirable obra que habían proyectado: la creación del mundo. La tierra que salió de las manos del Creador era sumamente hermosa... Después de crear la tierra y los animales que la habitaban, el Padre y el Hijo llevaron adelante su propósito, ya concebido antes de la caída de Satanás, de crear al hombre a su propia imagen. Habían actuado juntos en ocasión de la creación de la tierra y de todos los seres vivientes que había en ella. Entonces Dios dijo a su Hijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen" Historia de la Redención pp. 19, 20



¿Quiénes descansaron el Sábado?


“Al principio, el Padre y el Hijo habían descansado el sábado después de su obra de creación. Cuando "fueron acabados los cielos y la tierra, y todo su ornamento," el Creador y todos los seres celestiales se regocijaron en la contemplación de la gloriosa escena. "Las estrellas todas del alba alababan, y se regocijaban todos los hijos de Dios." DTG 714
¿Qué es el Espíritu Santo?
Sal 139:7-10 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,
Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.

“La grandeza de Dios nos es incomprensible. "Jehová tiene en el cielo su trono"
(Salmos 11:4); sin embargo, es omnipresente mediante su Espíritu. Tiene un íntimo conocimiento de todas las obras de su mano y un interés personal en ellas.” La Educación, Pág. 128, 1903

Nota: Dios es Espíritu (Juan 4: 23, 24) y su Hijo también (Heb 1:3), ellos dos son omnipresentes y no necesitan de nadie más para serlo.

El Espíritu, El Santo Espíritu, El Espíritu de Dios, El Espíritu de Jehová, El Espíritu Santo es Cristo.

¿Qué integrante de la Deidad es el único interactúa con nosotros?

1Ti 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Jn 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
“Jesús era ya la luz de su pueblo, la luz del mundo, antes de venir a la tierra en forma humana. El primer rayo de luz que penetró la lobreguez en que el pecado había envuelto al mundo, provino de Cristo. Y de él ha emanado todo rayo de resplandor celestial que ha caído sobre los habitantes de la tierra. En el plan de la redención, Cristo es el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo.” PP 384


¿Quién era el Espíritu que se movía sobre la faz de las agua?


El Espíritu de Dios = El Verbo = Cristo


“Porque las cosas de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles. . . por medio de las cosas hechas”. Rom. 1:20. Pero su testimonio sólo puede ser entendido con la ayuda del divino Maestro. “¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios”. 1 Cor. 2:20 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad”. Juan 16:13. Sólo mediante la ayuda de ese Espíritu que en el principio “se movía sobre la faz de las aguas”; de aquel Verbo por quien “todas las cosas fueron hechas”; de aquella “Luz verdadera que alumbra a todo hombre”, puede interpretarse correctamente el testimonio de la ciencia. Sólo mediante su dirección pueden descubrirse sus verdades más profundas.” La Educación 134


¿Quién Inspiro el Antiguo Testamento?


El Espíritu Santo = El Espíritu de Cristo = Cristo


2Sam 23:2 El Espíritu de Jehovah ha hablado por medio de mí, y su palabra ha estado en mi lengua.
Neh 9:30 Por muchos años te mostraste paciente y les amonestaste con tu Espíritu por medio de tus profetas, pero no escucharon. Por eso les entregaste en mano de los pueblos de la tierra.
Ez 11:5 Entonces descendió sobre mí el Espíritu de Jehovah y me dijo: "Diles que así ha dicho Jehovah: ‘Así habéis hablado, oh casa de Israel, y yo he sabido los pensamientos que suben de vuestros espíritus.
Zac 7:12 Y endurecieron su corazón como un diamante para no oír la ley ni las palabras que Jehovah de los Ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los antiguos profetas. Por tanto, se desencadenó la gran ira de Jehovah de los Ejércitos.
Hch 1:16 Hermanos, era necesario que se cumpliesen las Escrituras, en las cuales el Espíritu Santo habló de antemano por boca de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús;
2Pe 1:21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
1Pe 1:10-11 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.


“Toda comunicación entre el cielo y la raza caída se ha hecho por medio de Cristo. Fue el Hijo de Dios quien dio a nuestros primeros padres la promesa de la redención. Fue él quien se reveló a los patriarcas. Adán, Noé, Abrahán, Isaac, Jacob, y Moisés comprendieron el Evangelio… Fue Cristo quien habló a su pueblo por medio de los profetas. El apóstol Pedro, escribiendo a la iglesia cristiana, dice que los que "profetizaron de la gracia que había de venir a vosotros, han inquirido y diligentemente buscado, escudriñando cuándo y en qué punto de tiempo significaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual prenunciaba las aflicciones que habían de venir a Cristo, y las glorias después de ellas." (1 Ped. 1: 10, 11.) Es la voz de Cristo la que nos habla por medio del Antiguo Testamento. "Porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía." (Apoc. 19: 10.) PP 383


¿Por medio de quien Dios creo al mundo?


Por medio de su Espíritu= Por medio de su Hijo


Job 33:4 El Espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida.

Sal 104:24, 30 ¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; La tierra está llena de tus beneficios… Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra.

Isa 40:12, 13 ¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados? ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?

Jn 1:3 Todas las cosas por él (Cristo) fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

1Co 8:6 para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.

Col 1:16 Porque en él (Cristo) fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Heb 1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

“El Padre obró por medio de su Hijo en la creación de todos los seres celestiales. "Porque por él fueron criadas todas las cosas, . . . sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue criado por él y para él." (Col. 1: 16.) PP 12

¿Quién guio al pueblo Israel cuando salió de Egipto?

El Espiritu de Jehová = Cristo

Hag 2:5 Según el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, mi Espíritu estará en medio de vosotros. No temáis,

Exo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.
Exo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

Isa 63:10 Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos.
Isa 63:11 Pero se acordó de los días antiguos, de Moisés y de su pueblo, diciendo: ¿Dónde está el que les hizo subir del mar con el pastor de su rebaño? ¿dónde el que puso en medio de él su santo espíritu,
Isa 63:12 el que los guió por la diestra de Moisés con el brazo de su gloria; el que dividió las aguas delante de ellos, haciéndose así nombre perpetuo,
Isa 63:13 el que los condujo por los abismos, como un caballo por el desierto, sin que tropezaran?
Isa 63:14 El Espíritu de Jehová los pastoreó, como a una bestia que desciende al valle; así pastoreaste a tu pueblo, para hacerte nombre glorioso.

1Co 10:1 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar;
1Co 10:2 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar,
1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

“Cristo no sólo fue el que dirigía a los hebreos en el desierto --el Ángel en quien estaba el nombre de Jehová, y quien, velado en la columna de nube, iba delante de la hueste--sino que también fue él quien dio la ley a Israel.” PP 383


¿Quién toco a Ezequiel?


Eze 8:2 , 3 Y miré, y he aquí una figura que parecía de hombre; desde sus lomos para abajo, fuego; y desde sus lomos para arriba parecía resplandor, el aspecto de bronce refulgente.
Y aquella figura extendió la mano, y me tomó por las guedejas de mi cabeza; y el Espíritu me alzó entre el cielo y la tierra, y me llevó en visiones de Dios a Jerusalén, a la entrada de la puerta de adentro que mira hacia el norte, donde estaba la habitación de la imagen del celo, la que provoca a celos.

Apoc 1:12-16 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Apoc 2:18, 29 Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto… El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

¿Quién se encarnó?

Mat 1:18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

Jn 1: 14 Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y contemplamos su gloria, como la gloria del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.

“Sólo Cristo podía representar a la Deidad... Para hacerlo, nuestro Salvador revistió su divinidad con humanidad. Empleó las facultades humanas, pues sólo adoptándolas podía comprender a la humanidad. Sólo la humanidad podía alcanzar a la humanidad. Vivió el carácter de Dios en el cuerpo humano que Dios le había preparado” A fin de conocerle 28

¿Qué Espíritu descendió sobre Cristo cuando se bautizó?

Isa 42:1 He aquí mi siervo, a quien sostendré; mi escogido en quien se complace mi alma. Sobre él he puesto mi Espíritu, y él traerá justicia a las naciones.

Luc 3:21, 22 Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia

Mat 12:28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

Jn 5:19 Por esto, respondió Jesús y les decía: —De cierto, de cierto os digo que el Hijo no puede hacer nada de sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre. Porque todo lo que él hace, esto también lo hace el Hijo de igual manera.

Jn 14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.

“Nunca antes habían escuchado los ángeles semejante oración. Ellos anhelaban llevar a su amado Comandante un mensaje de seguridad y consuelo. Pero no; el Padre mismo contestará la petición de su Hijo. Salen directamente del trono los rayos de su gloria. Los cielos se abren, y sobre la cabeza del Salvador desciende una forma de paloma de la luz más pura, emblema adecuado del Manso y Humilde. Entre la vasta muchedumbre que estaba congregada a orillas del Jordán, pocos, además de Juan, discernieron la visión celestial.
Sin embargo, la solemnidad de la presencia divina embargó la asamblea. El pueblo se quedó mirando silenciosamente a Cristo. Su persona estaba bañada de la luz que rodea siempre el trono de Dios. Su rostro dirigido hacia arriba estaba glorificado como nunca antes habían visto ningún rostro humano. De los cielos abiertos, se oyó una voz que decía: "Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento." Estas palabras de confirmación fueron dadas para inspirar fe a aquellos que presenciaban la escena, y fortalecer al Salvador para su misión. A pesar de que los pecados de un mundo culpable pesaban sobre Cristo, a pesar de la humillación que implicaba el tomar sobre sí nuestra naturaleza caída, La voz del cielo lo declaró Hijo del Eterno. Juan había quedado profundamente conmovido al ver a Jesús postrarse como suplicante para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Al rodearle la gloria de Dios y oírse la voz del cielo, Juan reconoció la señal que Dios le había prometido.” DTG 86,87

“La presencia del Padre rodeaba a Cristo, y nada le sucedía que Dios en su infinito amor no permitiera para bendición del mundo. Esto era fuente de consuelo para Cristo, y lo es también para nosotros. El que está lleno del espíritu de Cristo vive en Cristo. Lo que le suceda viene del Salvador, que le rodea con su presencia. Nada podrá tocarle sin permiso delSeñor. Todos nuestros padecimientos y tristezas, todas nuestras tentaciones y pruebas, todas nuestras pesadumbres y congojas, todas nuestras privaciones y persecuciones, todo, en una palabra, contribuye a nuestro bien. Todos los acontecimientos y circunstancias obran con Dios para nuestro bien.”
Ministerio de Curación 389

Nota: Por cuanto Cristo estaba encarnado, el Espíritu de su Padre fue el que lo bautizó, y el Padre, que moraba en el a través de su Espíritu, era el que hacia las obras. Nosotros en cambio somos bautizados por el Espíritu de Cristo, y Cristo, que mora en nosotros a través de su Espíritu, el hace las obras.

Jesús oró por nosotros y pidió que fuésemos uno con él, así como él es uno con el Padre. ¡Qué unión tan preciosa! El Salvador había dicho de sí mismo: "No puede el Hijo hacer nada de sí mismo", "el Padre, morando en mí, hace sus obras" (S. Juan 5: 19; 14: 10). De modo que si Cristo está en nuestro corazón, obrará en nosotros "así el querer como el obrar a causa de su buena voluntad" (Filipenses 2:13). Trabajaremos como trabajó él; manifestaremos el mismo espíritu. Y amándole y morando en él así, creceremos "en todos respectos en el que es la Cabeza, es decir, en Cristo" (Efesios 4: 15).El Camino a Cristo 76
¿Cristo siguió siendo Omnipresente después de encarnarse?

Mateo 18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos

Mateo 28:20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.

Efe 1:22 23 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Efe 4:10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.

Nota: La única manera de meter a Dios Espíritu Santo, es pensando que Cristo perdió su omnipresencia y que, por lo tanto, necesita de otro para estar con nosotros. Estos versículos son fulminantes en cuanto a la Omnipresencia de Cristo.

¿Quién es el consolador que Cristo iba a enviar?

Jn 14:16-18 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

Nota: Este es uno de los pasajes menos entendidos de la Biblia:

Jn 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador (El Primer consolador era Cristo en persona, el otro consolador es Cristo en Espíritu. Cristo casi siempre hablaba de si mismo en tercera persona Mat 25:32).

Para que esté con vosotros para siempre (Mat 28:20 he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo).


el Espíritu de verdad,( Jn 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.)


al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce (Jn 1:10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció).

pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros (Jn 7:39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado. Jn 16:7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.” El Espíritu todavía no había venido ¿como era posible que los discípulos lo conocieran? ¿Y como era posible que ya morara con ello? ¿Quién moraba con ellos? Quien mas sino Cristo mismo.)

y estará en vosotros. (Gal 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí;)

Jn 14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. (Estas son las palabras mas clara que Cristo pudo haber pronunciado, no era un desconocido el que vendría sino el mismo)

Esta cita de Elena White es contundente:

“Estorbado por la humanidad Cristo no podía estar en cada lugar personalmente, por lo tanto para ventaja de ellos (los discípulos) Él debería abandonarlos para ir a Su Padre y enviar el Espíritu Santo para ser Su sucesor en la tierra. El Espíritu Santo es Él mismo desvestido de su personalidad humana e independiente de ella. Él se representaría a sí mismo como presente en todos los sitios por Su Espíritu Santo, como el Omnipresente.”
Manuscript Releases Volume 14 p. 23

¿Quién nos Guía?

Sal 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;
Tu buen Espíritu me guíe a tierra de rectitud.

Hch 16: 6,7 Atravesaron la región de Frigia y Galacia, y el Espíritu Santo les impidió hablar la Palabra en Asia. Al llegar a Misia, intentaron ir a Bitinia; pero el Espíritu de Jesús no les permitió.(RVR 2000)

“El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo, que es enviado a todos los hombres para darnos la suficiencia, que a través de Su gracia podemos ser completos en Él.” Manuscript Releases Volume 14 p. 84

¿Quién nos envía?

Isa 48:16 Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu

Hch 13:4 Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.

Mat 23:34 Por tanto, he aquí yo (Cristo) os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;

Jn 20:21 Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.

¿Quién nos da el arrepentimiento?

Jn 16:8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

Hch 3:26 A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese, a fin de que cada uno se convierta de su maldad.

Hch 5:31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Apoc 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Si le hacemos algo a Cristo ¿A quién se lo hacemos también?

Jn 12:44, 45 Pero Jesús alzó la voz y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; y el que me ve a mí, ve al que me envió.

Mat 10:40 El que os recibe a vosotros a mí me recibe, y el que me recibe a mí recibe al que me envió.

Hch 5:3, 4 Y Pedro dijo: —Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo y sustraer del precio del campo? Reteniéndolo, ¿acaso no seguía siendo tuyo? Y una vez vendido, ¿no estaba bajo tu autoridad? ¿Por qué propusiste en tu corazón hacer esto? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

¿Quién Intercede por nosotros?

1Ti 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Rom 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
Rom 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.
Rom 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que intercede por nosotros.

¿Quién nos libera?

Jn 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
Jn 8:36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

2Co 3:16 Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará.
2Co 3:17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
2Co 3:18 Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos* como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu. (NVI, RVR 2000)

Fil 1:19 Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación,

¿Quién nos vivifica?

2Co 3:6 el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, mas el Espíritu vivifica.

1 Co 15:22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.

1Co 15:45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, Espíritu vivificante.
1Co 15:47 El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.

¿Quién Únicamente conoce a Dios?

Mat 11:27 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.

1Co 2:11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Nota: el único que conoce a Dios es su propio Hijo, solo a través del Hijo podemos conocer a Dios. Espíritu de Dios es un título de Cristo.

¿Quién mora en nosotros?

Rom 8:9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
Rom 8:10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.

Gal 4:6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

¿Quién reparte los dones espirituales?

Hch 20:28 Tened cuidado por vosotros mismos y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo os ha puesto como obispos, para pastorear la iglesia del Señor, la cual adquirió para sí mediante su propia sangre.

1Co 12:10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
1Co 12:11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Efe 4:7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.
Efe 4:8 Por lo cual dice:
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
Y dio dones a los hombres.
Efe 4:9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?
Efe 4:10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.
Efe 4:11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

Nota: El Espíritu reparte los dones como el quiere, por que es Cristo mismo.

¿De que Espíritu bebemos?

1Co 12:13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

¿En quien llevamos los Frutos?

Gal 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne
Gal 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Jn 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

“Hoy son demasiados los que ignoran tanto como los creyentes de Efeso la obra del Espíritu Santo en el corazón. Sin embargo, ninguna verdad se enseña más claramente en la Palabra de Dios. Los profetas y apóstoles se han explayado en este tema. Cristo mismo nos llama la atención al crecimiento del mundo vegetal como una ilustración de la operación de su Espíritu en el sostenimiento de la vida espiritual. La savia de la vid, ascendiendo desde la raíz, se difunde por las ramas, y provee al crecimiento y a la producción de flores y fruto. Así el poder vivificador del Espíritu Santo, que procede del Salvador, llena el alma, renueva los motivos y afectos, y pone hasta los pensamientos en obediencia a la voluntad de Dios, capacitando al que lo recibe para llevar los preciosos frutos de acciones santas.” Hechos de los Apóstoles 230

¿Solo Por medio de quien tenemos acceso al Padre?

Efe 2:18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Jn 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

¿Por quien somos justificados y santificados?

1Co 6:11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

1Co 1:30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;


¿Quién les hablo a las Iglesias del Apocalipsis?

Apoc 2:1,7 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 2:8, 11 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 2:12, 17 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 2:18,29 Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 3:1, 6 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 3:7, 13 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apoc 3:14, 22 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: … El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

¿Quién nos dará Palabras en para responder por nuestra fe?


Luc 12:11,12 Cuando os trajeren a las sinagogas (iglesias), y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.

Luc 21:12-15 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. Y esto os será ocasión para dar testimonio.
Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa; porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.

¿Quién es el único que nos puede socorrer?

Heb 2:17 Por lo cual (Cristo) debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.
Heb 2:18 Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

“En consulta, el Padre y el Hijo decidieron que Cristo debía venir al mundo como un niño, y vivir la vida de los seres humanos desde la niñez hasta la madurez, soportar las pruebas que ellos deben soportar, y al mismo tiempo vivir una vida sin pecado, como para que los hombres pudieran ver en El un ejemplo de lo que podrían llegar a ser, y para que El supiera por experiencia cómo ayudarles en sus luchas con el pecado.” Reflejemos a Jesús 8
Nota: Un Espíritu que nunca se encarnó no podría socorrernos en nuestras tentaciones pues no nos comprendería, solo Cristo puede hacerlo.
¿Cuál es el pecado imperdonable?

Mat 12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Apoc 3:20 He aquí, yo (Cristo) estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Nadie necesita considerar el pecado contra el Espíritu Santo como algo misterioso e indefinible. El pecado contra el Espíritu Santo es el pecado de un rechazo persistente a responder a la invitación a arrepentirse. Si rehusáis creer en Jesucristo como vuestro Salvador personal,... significa que amáis la atmósfera que rodeó al primer gran apóstata. Elegís esa atmósfera antes que la atmósfera que rodea al Padre y al Hijo, y Dios os permite elegir.
A fin de conocerle 246


¿Cuál es el TRIO del que habla la Hermana White?


“Los que creen en la verdad, deberían recordar que son hijos de Dios, niñitos que Dios tiene que criar. Muéstrense agradecidos a Dios por sus numerosas bendiciones y llenos de amor unos hacia otros. Porque tienen un solo Dios [1] y un solo Salvador [2], así como un solo Espíritu –el Espíritu de Cristo [3]- el cual debe crear la unión en sus filas. 5 Testimonios Selectos 263

Primera Persona: Dios el Padre (el Único Dios Verdadero Jn 17:3, 20:46, Rom 15:6, I Cor 3:23, 11:3, 8:6, 15:24-28, 3 Cor 1:3, 11:31, Efe 1:3,17 , I Tim 1:17, 6:13-15, I Tes 1: 9, 10,I Ped 1:3, Heb 1:9, 2:11, Apoc 3:12)


Segunda Persona: Cristo su Hijo, Tan Divino como su Padre. (el Único Hijo Nacido del Padre Mat 16:16, Jn 3:16, Salmo 2:7, Heb 1:5, 5:5 Prov 8: 22-30, I Jn 5:18, 4:9)


Tercera Persona: El Espíritu de Cristo, procede de Cristo y es persona porque es Cristo Espiritualmente (el Único Espíritu que obra en nosotros Efe 4:4-6, I Cor 12: 13)


Nota: ¿Es esto muy difícil de entender? ¿Por qué separamos a Cristo de su Espíritu y los convertimos en dos personas distintas? El Padre no es el Hijo ( Jn 8: 14-18), pero el Hijo si es el Espiritu.(2 Cor 3:17).


¿Quiénes únicamente deben ser exaltados?


Fil 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.
Apoc 5:13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.


“El Padre y el Hijo únicamente deben ser exaltados”
The Youth’s Instructor Julio 7, 1898

¿A quienes veremos al final en el Cielo?


Apoc 22:1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.
Apoc 22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
Apoc 22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,
Apoc 22:4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.


"No vi templo en ella; porque el Señor Dios Todopoderoso, y el Cordero son el templo de ella." (Apocalipsis 21: 22, V.M.) El pueblo de Dios tiene el privilegio de tener comunión directa con el Padre y el Hijo. "Ahora vemos obscuramente, como por medio de un espejo." (1 Corintios 13: 12, V.M.) Vemos la imagen de Dios reflejada como en un espejo en las obras de la naturaleza y en su modo de obrar para con los hombres; pero entonces le veremos cara a cara sin velo que nos lo oculte. Estaremos en su presencia y contemplaremos la gloria de su rostro.” CS 736


“Y a medida que los años de la eternidad transcurran, traerán consigo revelaciones más ricas y aún más gloriosas respecto de Dios y de Cristo. Así como el conocimiento es progresivo, así también el amor, la reverencia y la dicha irán en aumento. Cuanto más sepan los hombres acerca de Dios, tanto más admirarán su carácter. A medida que Jesús les descubra la riqueza de la redención y los hechos asombrosos del gran conflicto con Satanás, los corazones de los redimidos se estremecerán con gratitud siempre más ferviente, y con arrebatadora alegría tocarán sus arpas de oro; y miríadas de miríadas y millares de millares de voces se unirán para engrosar el potente coro de alabanza”. CS 737

Si lo que acaba de leer le parece una “doctrina novedosa” o “extraña” solo quiero aclarar que esto no es “Nueva Luz”, la Iglesia Adventista del Séptimo Día no acepto la doctrina de la TRINIDAD sino hasta después que murieron todos los fundadores y la Hna White. Si ellos estuvieran vivos hoy, no se bautizarían en la Iglesia Adventista Actual por esa razón.


El autor de “Conozcamos a Elena White”, “Como leer a Elena White” y otros libros que se anuncian en la Escuela Sabática, George R. Knight reconoció:


“La mayoría de los fundadores de la Iglesia Adventista del Séptimo día no podría afiliarse a la iglesia hoy si ellos tuvieran que suscribirse a las Creencias Fundamentales de la denominación. Más específicamente, la mayoría no estaría de acuerdo con la creencia número 2, que trata la doctrina de la Trinidad.” Ministry, October 1993, p. 10


2Tes 2:3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá (Cristo) sin que antes venga la apostasía…


“Sabía que la (Apostasía) Omega seguiría poco después, y temblé por nuestro pueblo. Sabía que debía advertir a nuestros hermanos y hermanas que no debían entrar en controversias en cuanto a la presencia y personalidad de Dios.” 1 Mensajes Selectos 238 (1904)


Para cualquier pregunta o aclaración escriba:
E-mail: laverdadtremenda@live.com,
laverdadtremenda@hotmail.com

4 comentarios:

Nelson Cassarino dijo...

Hola Migue expetacular tu post, bendiciones adelante que Dios nos guia. Un abrazo

Cris dijo...

Amen!!!!
Esta es la Verdad de salvación!!
La Iglesia Adventista va a ser probada en este punto... y cuando termine el sellamiento dentro de la Iglesia, el mundo será probado con el sábado!!
Que el Señor los bendiga
Cristian Silva

Anonimo7 dijo...

Tremendo como el titulo de la página dice, que el Señor te de abundante fruto al exaltar a nuestro Dios y Padre y su Hijo Jesucristo.

Solamente te hago la siguiente observación

En el encabezado
¿Quién quería que los consejos fueran entre TRES y no entre DOS?

La cita que pusiste no es PP 18, sino Historia de la Redención pág. 18, para que la corrijas y así los hermanos que la busquen la encuentren más facilmente.

Todo indica que el Señor viene pronto. Maranata.

Nuevamente el Señor te bendiga.

Gheremy dijo...

Hola Miguel, creo que el seguir a nuestro Dios... lo vale todo. Dios necesita una iglesia pura y sin mancha, una iglesia que no se contamine con mujeres, ho,bres que no teman dar al pecado el nombre que les corresponde, y fuimos llamados, escogidos para esta mision, solo falta que seamos fieles.

Publicar un comentario